miércoles, 23 de enero de 2013

Florence Cassez sale libre por la Suprema Corte

 La ministra Olga Sánchez Cordero modificó el proyecto final de resolución para en sus efectos no solo amparar a Cassez sino también para liberar a la acusada debido a la violación al debido proceso, lo cual no implica pronunciamiento alguno de la Suprema Corte sobre su culpabilidad o inocencia.


El sentido de su proyecto de sentencia estableció la absoluta e inmediata libertad para la ciudadana francesa Florence Marie Louise Cassez Crepi, con una votación final que tuvo 3 votos a favor y dos en contra.. 

La decisión final es absoluta e inapelable, por lo cual Cassez tendrá que salir en libertad en las próximas horas.

Al respecto, los ciudadanos deberíamos entender de unas vez por todas, que para hacer justicia no se pide mayoría de votos, con tantas irregularidades se tiene que hacer otro juicio y es justamente a lo que da paso la Suprema Corte de Justicia de la Nación al pasar el proyecto (modificado) de la ministra. Lo cual, por supuesto, mo implica que Cassez sea inocente o culpable, más bien que sigue siendo presunta inocente hasta que un juicio con el debido proceso demuestre lo contrario y seguramente será así.

No hay por qué violar los derechos de nadie para hacer justicia, nos preguntamos tanto por qué tenemos políticos tan inéptos y nosotros mismos nos manifestamos a favor de que no importe si en un juicio hubo irregularidades gravísimas (no solo la recreación de García Luna).

El problema justo ahora es que no tenemos certeza al 100% de si es culpable o no, esa certeza solo la brinda un juicio basado en evidencias científicamente válidas y no la "voz populi".


Por el momento, Florence Cassez saldrá en libertad, en medio de polémica y posiciones encontradas de activistas a favor y en contra. 

¿Entonces la señora Cassez salió libre gracias a la Suprema Corte?, rotundo no, gracias a la incompetencia de las autoridades del ministerio público, que violaron derechos procesales en pro de hacer un show mediático.

Comenta el artículo

blog comments powered by Disqus

Sígueme por e-mail