jueves, 18 de agosto de 2011

Rusia pierde satélite de 265 millones de dólares en el espacio

 Rusia pierde satélite en el espacio




Hoy Jueves 18 de Agosto, Rusia perdió la conexión con el satélite de noticias Express AM4, el más potentes de su tipo. Esto después de que el cohete Proton M lo colocó en una órbita equivocada.
Un informante anónimo de la Agencia Espacial Rusa informó que se está buscando el satélite con un equipo de expertos y con la ayuda de Estados Unidos. Por lo cual el lanzamiento de un satélite mexicano fue suspendido hasta que se aclare la situación del satélite de comunicaciones AM4.
El despegue del cohete fue a las 21:25 horas el día de ayer 17 de Agosto, pero no se reportaron incidentes el lanzamiento, pues las etapas sucesivas de propulsión del cohete Proton funcionaron correctamente. Pero al cuarto de cinco encendidos, se perdió el contacto. Esta misma tarde la agencia espacial Rusa reportó el hallazgo de la unidad de aceleración del cohete Proton, llamada Briz-M. 


¿Cuanto costó el satélite?
El satélite estaba asegurado por un valor de unos 5,500 millones de rublos (254.5 millones de dólares) con una aseguradora rusa de nombre Ingosstrakh.


El tiradero de dinero en el espacio

La Estación Espacial Internacional costó casi los 100 mil millones de dólares, la lanzadera Soyuz costó 350 millones de euros, solo el laboratorio Kibo ha costado 2800 millones de dólares, más otros 400 millones de dólares de gastos anuales. Todo para que la ISS (International Space Station por sus siglas en inglés) acabe como basura en el oceano en el año 2016.
Con ese dinero se podría fácilmente crear decenas de plantas de tratamiento de agua de mar a potable, además de recuperar zonas desértivas agrícolas de África. Pero no, los gobierno gastan decenas de miles de millones de dólares de sus ciudadanos en programas espaciales ineficientes y muy costosos.

Hace algunos años un inventor de Estados Unidos se puso en órbita gracias a un avión diseñado por el mismo, el costo fue de unos pocos millones de dólares, una muy pequeña fracción de lo que gasta la NASA en un lanzamiento. Lo mejor es que no le costó a los contribuyentes y además de todo, un programa espacial financiado con recursos privados permite la máxima eficiencia en el gasto y no un tiradero de recursos. El Universo es maravilloso, estudiarlo es importantísimo, pero mientras mueran millones de niños por hambre, ¿cuales deberían de ser nuestras prioridades?.


Comenta el artículo

blog comments powered by Disqus

Sígueme por e-mail