miércoles, 22 de febrero de 2012

Rafael Correa y el perdón al diario El Universo - Ecuador

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, abrió la posibilidad de pedir una anulación de la condena  de cárcel a tres directivos y a un excolumnista de el diario 'El Universo', además de la posibilidad de pedir la remisión de la multa de 40 millones de dólares que tendría que pagar el diario como parte de la condena del juicio iniciado hace un año.

De acuerdo a declaraciones hoy del primer mandatario ecuatoriano, desde un principio tenía la intención de anular el juicio, pero que tenía objetivos importantes como que la ciudadania pierda el miedo a la prensa, poder que se creía "omnímodo e invencible". Además de que esta condena podría perjudicar el proyecto de revolución ciudadana y deja claro que la editorial de 'El Universo' y de otros 150, mintieron e injuriaron al presidente.

Será en los próximos días cuando Correa presente la decisión final de anular o no la condena, la cual él asegura siempre tuvo la intención de anularla siempre y cuando el periódico rectificara la publicación.
Rafael Correa: "¿En nombre de qué libertad se puede aceptar que a uno le digan asesino?"
También criticó a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) por solicitar medidas cautelares a los pocos días de la demanda al diario 'El Universo', mientras que se tardó 6 meses en pedir medida cautelares para el ecuatoriano Nelson Serrano, que fue condenado a muerte en Estados Unidos.


En pocas palabras, parece que el presidente Correa, desde un principio, tuvo como objetivo matar de miedo el diario con tal de mantener 'impecable' su reputación o para algo más siniestro, mandar el mensaje a los opositores: "no se metan con Correa". Y eso habla del poder que tiene Correa en Ecuador, pues pudo manipular el sistema judicial para establecer una condena por demás exagerada por una opinión periodística, la cual se podría figurar: mala, pésima, tendiente al "libertinaje" (lo que sea que esa tontería signifique), sin evidencia, con saña contra el presidente y de mal gusto; sin embargo, en un país con libertad de expresión, son los lectores quienes eligen no leer al diario, son los lectores quienes censuran la editorial y el presidente está consciente de que por su posición está expuesto a recibir críticas, incluso sin fundamento.

Si Estados Unidos hace esto o aquello, no justifica lo que hagas mal en tu país. Pues incluso en USA, más de un periodista ha dicho un montón de cosas sin fundamento sobre el presidente y no pasa nada. Aunque con la cada vez mayor aprobación de leyes que restringen derechos civiles en USA, en futuro cercano y con otros nombres como "terrorismo", esto podría cambiar, pero es deber repetir que eso no justifica las injusticias que cometas en tú país.

La Revolución Ciudadana avanza...
¿censurando periodistas?

Pensemos en el caso de Felipe Calderón con las acusaciones múltiples de crímenes de lesa humanidad, hechas por diversos medios de izquierda, desde revistas hasta páginas web en internet. ¿Qué tan grave sería que el presidente los persiguiera con medios legales para que "rectifiquen" su posición?, si la libertad de prensa no es uno de los puntos fuertes de México, al menos ese tipo de actos autoritarios parecen ser cosa del pasado, al menos del pasado de hace un año, cuando el presidente presionó la salida de la periodista Carmen Aristegui por sugerir una aclaración definitiva de si era alcohólico o no.

Finalmente, en respuesta a la pregunta de Correa, bajo el nombre de la libertad de prensa y dejar a un lado las pasiones del presidente a favor de la nación, un presidente no puede pretender eliminar a cualquiera que le ponga adjetivos polémicos y exagerados, pues muchos presidente de América han sido llamados así en múltiples ocasiones y ni remotamente han hecho berrinche a tal grado de intentar meter a la cárcel a los directivos del medio.

Comenta el artículo

blog comments powered by Disqus

Sígueme por e-mail