jueves, 15 de septiembre de 2011

Netflix, solo publicidad y promesas, nada de series y películas nuevas

Crítica a Netflix, mucha publicidad y poco contenido




Los internautas acostumbrados a ver online South Park, The Big Bang Theory, Los Simpson, Como conocí a vuestra Madre y otras series muy entretenidas y populares; ya fueron decepcionados por el arranque de Netflix en America Latina y en México. Series de haces años, películas viejas (sobre todo de los 90) y casi ninguna novedad. Los usuarios que estamos probando el mes gratis (o mes de prueba) en Netflix sentimos que este servicio nos ha quedado mucho a deber, al menos a mediano plazo, la mayor parte de los que pensaban suscribirse al servicio seguro correrán despavoridos por el desencanto de pagar por un servicio que en decenas de otras páginas web tienen gratis y con mucha más variedad.

Netflix hasta ahora presenta una buena velocidad en su red, problemas técnicos menores y la navegación es fácil, pero eso no será suficiente para ser buena atracción para los usuarios. Netflix invertirá decenas de millones de dólares en latinoamérica, pero de nada le servirá si los contenidos no distan mucho de lo que la gente vé en televisión abierta. 

Más de los mismo

Realmente encontrarás pocas películas que no hallas visto, Cantinflas, algunos clásicos de acción y películas clásicas de varios géneros, pero casi nulo contenido actual. Eso si, como usuario se nota un mundo de diferencia entre cargar una película en Netflix y cargarla con megavideo u otros, pero con tal de ver contenido actual y mucha variedad, a los usuarios no les importa mucho.
Las series y contenidos de Televisa y TV Azteca serán transmitidos vía Netflix un año después de que salgan al aire en televisión abierta, así que verás un gran almacen de tv abierta chafa y vieja, junto con series que valen la pena, pero capítulos nuevos... no.

¿Qué futuro tendrá Netflix?, ¿será realmente una alternativa popular en internet para ver series y películas online?...


Comenta el artículo

blog comments powered by Disqus

Sígueme por e-mail