viernes, 20 de mayo de 2011

Felipe Calderón en el país de las maravillas

Ante la petición de cese a la violencia en México, ante la petición de paz en el país, ante el asombro de los niveles extremos de violencia en México, el presidente parece seguir viviendo en la País de las Maravillas.


Felipe Calderón no ofrece una estrategia masiva y ferrea para combatir el consumo de drogas en el país, más bien pide que la gente exiga a los carteles del narcotráfico que paren la violencia, no al Presidente.
  
¿Pero en qué diablos está pensando el presidente?, ¿realmente nos creemos ese cuento de que si lo pedimos con muchas ganas los cárteles nos van a hacer caso?.
   
Pero vamos a empezar por las premisas. La premisa fundamental de todo esto es que las personas no resulten dañadas por el consumo de drogas, ni los drogadictos ni sus familias. Así que el objetivo de esta supuesta guerra no es acabar con los Carteles de la droga, ni detener líderes del narco, ni decomisar mucha marihuana, no, el objetivo es que la gente no se drogue y sufra las consecuencias.
  
Este objetivo fundamental ya parece completamente perdido de la vista de Calderon. Y lo reflejan los resultados, pues cada año de su administración a aumentado el consumo de drogas en el país.
   
Y eso es lo que no entiende el presidente, necesitamos una estrategia muy fuerte y enérgica para disminuir el consumo, todo bajo la premisa fundamental de que vicios específicos deben ser delitos.
   
Y a todo esto, ¿por qué un jóven decide entrarle al narco?, esa es otra cosa que Calderón no entiende, la falta de oportunidades y la desgracia que representa para una sociedad que un adolescente se convierta en un sicario.
¿No es esto grave?, ¿no deberíamos hacer algo por atacar la raíz del problema?, ¿realmente bajarán los índices de violencia en el país si intentamos matar a todos los que se dedican a este negocio?.
Yo creo que pensar eso es vivir en el País de las Maravillas.

Comenta el artículo

blog comments powered by Disqus

Sígueme por e-mail