lunes, 25 de abril de 2011

Las barbaries gringas en Guantánamo al desnudo

Los nuevos expedientes y las barbaries estadounidenses


-->

  A estas alturas decir que wikileaks son chismes o filtraciones sin ningún valor o relevancia para nuestra vida es una equivocación ya abismal, por decirlo menos.  Un cable reciente, por ejemplo,  provocó que Ecuador mandara a su casa a la embajadora de Estados Unidos en aquel país, los cables diplomáticos son más que "chismes" de altos funcionarios, son la información oficial que llega a las autoridades estadounidenses y en la que basan (en mu buena parte) sus acciones y posturas sobre situaciones que viven países extranjeros amigos y enemigos de E.U

La más reciente filtración de wikileaks no son cables diplomáticos, son expedientes de prisioneros de Guantánamo, dichos expedientes dan cuenta solo una cosa: Los prisioneros fueron torturados, encarcelados sin pruebas y en algunos casos acusados por otros prisioneros con información extraída de torturas:

 Un juez expresa:

"La Corte no fallará basándose en los testimonios de Hajj or Kazimi porque existe evidencia irrefutable que consta en autos, que en el momento en el que declararon, al ser interrogados, ambos hombres habían sido torturados”

Las revelaciones están recogidas en 4,759 folios firmados por altos mandos de la Fuerza Conjunta de la base naval de Guantánamo y dirigidas al Comando Sur del Departamento de Defensa en Miami.
  De acuerdo a los documentos oficiales filtrados por Wikileaks, en la prisión de Guatánamo, Estados Unidos "creó un sistema policial y penal sin garantías en el que solo importaban dos cuestiones: cuánta información se obtendría de los presos, aunque fueran inocentes, y si podían ser peligrosos en el futuro"
Todo en base a lo política de Bush, "eres un terrorista hasta que demuestres lo contrario", y como terroristas, los presos de Guantánamo fueron privados del derecho a tener un juicio justo o ser puestos en libertad.

El sistem penitenciario de Guantánamo establece tres niveles de riesgo: 

El más alto, cuando la persona "probablemente" supone "una amenaza para EEUU, sus intereses y aliados"; el medio, relativo a que "quizá" lo suponga; y el más bajo, aquel en el que aparecen los presos que han estado ocho o nueve años en Guantánamo y cuyo riesgo es "improbable" para la seguridad del país.

Es decir, todo se basa en "posibles" amenazas, especulaciones, informantes o acusados torturados y cosas por el estilo. El vivo reflejo de esta situación es que sólo siete presos han sido juzgados y condenados hasta el momento: seis en las comisiones militares de la base y uno en un tribunal civil de Nueva York .

Y por si las cosas no fueran tan mal, 7 presos han muerto desde su apertura.
Según el diario "El País": "La prisión funciona como una inmensa comisaría de policía sin límite de estancia y en la que la duración del castigo no es proporcional al supuesto hecho cometido".

Ojalá que Estados Unidos nunca pueda exportar exitosamente su penoso sistema de justicia "antiterrorista", y esperemos que sus ciudadanos al menos se enteren que fueron miserablemente engañados por su gobierno, todo en nombre de "la guerra contra el terrorismo".

La respuesta de la Casa Blanca

En su rueda de prensa diaria, el portavoz, Jay Carney, dijo que la Casa Blanca está «decepcionada» porque «The New York Times» y otros medios publicaron el nuevo material facilitado por Wikileaks

¿Decepcionada?, ¿no debería estar orgullosa de la libertad de prensa en su país?. Bueno, como no va a estar más bien enojada, si están sacando a la luz información que cada estadounidense en cada rincón de este planeta debería saber. El acceso a la información es un derecho en Estados Unidos, más si se trata de asuntos de importancia pública, de operaciones en instalaciones pagadas con dinero público, de una guerra pagada con dinero público.



FBI publica documentos  clasificados UFO y ovnis

Comenta el artículo

blog comments powered by Disqus

Sígueme por e-mail